¿Otro idioma?

Logo principal horizontal negro
Efecto Halo

Domina El efecto halo: cómo usar tu primera impresión para ganar clientes

¿Quieres causar una buena impresión a tus clientes? ¿Quieres que te vean como una marca de calidad? Si es así, debes conocer el efecto halo. El efecto halo es un sesgo cognitivo que influye en nuestra percepción de una persona, cosa o marca en función de la forma en que nos sentimos acerca de su apariencia. Por ejemplo, si vemos a una persona atractiva, es más probable que la consideremos inteligente, amable y confiable. De la misma manera, si vemos un producto bien diseñado, es más probable que lo consideremos de alta calidad.

Índice de Contenido

¿Que es y para que sirve?

El efecto halo es un sesgo cognitivo que influye en nuestra percepción del atractivo, la calidez o la competencia de un individuo, cosa o marca en función de la forma en que nos sentimos acerca de su apariencia.

Por ejemplo, creer que una persona de gran belleza tiene una gran inteligencia y es muy honesta conlleva el halo de belleza extendido a lo intelectual y moral, sin pruebas.

Si una empresa te parece inepta, puedes asumir que todo lo demás que hacen es inepto.

– Daniel Kahneman –

Cómo usar el efecto halo en tu estrategia de marketing

Este efecto puede ser un arma poderosa en el marketing. Si puedes crear una primera impresión positiva, será más probable que los clientes te vean como una marca confiable y de calidad.

  • Crea un diseño de marca atractivo. Tu logotipo, sitio web y materiales de marketing deben ser visualmente atractivos. Esto ayudará a crear una impresión positiva de tu marca.
  • Utiliza imágenes de alta calidad. Las imágenes profesionales de alta calidad transmiten una sensación de calidad y profesionalidad.
  • Escribe contenido de calidad. Tu contenido debe ser bien escrito, informativo y relevante para tu público objetivo.
  • Ofrece un excelente servicio al cliente. El servicio al cliente es una de las mejores maneras de producir una buena impresión de tu marca.

Aplícalo a tu negocio

La primera impresión creada por el efecto halo es poderosa y determinante. Una experiencia positiva con tus productos siempre va a ayudar a que te prefieran a ti entre otros productos de la misma categoría.

Sabiendo que en cualquier momento podemos ser víctimas de este sesgo, debemos tenerlo en cuenta en la vida en general.

Por ejemplo, en la gestión de nuestro negocio, cuando aceptamos o rechazamos ideas o sugerencias, basados en la primera impresión que nos produce quien la presenta. En la política, cuando nuestra admiración por una figura pública no nos permite creer que se equivoque o cometa hechos deshonestos.

Por otra parte, sabiendo que los demás poseen este mismo sesgo, debemos ser bien conscientes de la primera impresión que causamos.

Tus clientes potenciales son sensibles al efecto halo y al promover tus productos o servicios, puedes usarlos en tu favor. Grandes marcas suelen usar a famosos justo por esta razón. Cuando vemos a nuestra celebrity favorita promoviendo un producto, de manera inconsciente asociamos calidad con el producto.

Puede ser que esta estrategia no sea viable para todos, pero sí hay a una estrategia clara del efecto halo que podemos usar. Es la más obvia y a la vez menos usada, considerando el impacto que tiene.

Nunca irías a una entrevista de trabajo con pantalones rotos, o a una primera cita despeinados y con ropa sin lavar. Sin embargo, en el Marketing esto es justo lo que muchos hacen.

La cita o entrevista de trabajo, en este caso, es el primer encuentro con tus clientes potenciales. El marketing y la comunicación que pones delante es cómo vas vestido y cómo estás de arreglado.

Tu logotipo, el diseño de tu página web, tus anuncios, tus redes sociales y hasta tu foto de perfil, en fin, toda tu comunicación, está generando el efecto halo, o el efecto halo revertido.

Puedes tener el mejor producto o servicio de tu nicho, puede ser que seas capaz de dar la mejor solución posible a tus clientes. Todo esto da igual si no generas esta primera impresión positiva, tan importante. Diseño de calidad, material audiovisual profesional, ideas frescas e innovadoras, todo está creando un efecto halo.

El efecto halo es una herramienta poderosa que puede ayudarte a ganar clientes o perderlos. Siguiendo estos consejos, puedes crear una primera impresión positiva que te ayudará a destacar de la competencia.

¿Te gustó? Compártelo en tus redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


La creatividad es el combustible de los sueños. Nunca dejes de soñar y crear. Juntos, alcanzaremos las estrellas. 

Copyright © 2023 BADS, All rights reserved.
Open chat
💬 te ayudo?
Powered by Alfonzo Da Silva
Aquí estamos,
a tan solo un mensaje de distancia...