¿Otro idioma?

Logo principal horizontal negro
PERSEVERANCIA

Perseverancia, la velocidad no importa, llegar a donde quieres sí.

Conoce la historia de una emprendedora que superó los desafíos del camino. Descubre cómo el desarrollo de la marca y la perseverancia la llevaron al éxito, ofreciendo valiosas lecciones para aquellos que buscan encontrar su camino en el emprendimiento.

Índice de Contenido

 “Llevo 6 meses trabajando y siento que no he logrado avanzar con mi negocio tanto como quiero. Muchas veces me cuestiono si debo hacer esto o aquello y al final el tiempo va pasando y no concreto la estrategia que debo usar”.

– Pensamientos negativos de una emprendedora principiante.

Hoy, mientras curaba contenido para sentarme a escribir este artículo, luego de leer muchos blogs, noticias y post, llegue a la conclusión de que lo más valioso que puedo compartir con ustedes es mi vivencia durante los últimos años como emprendedora. Cómo, la importancia de tener mi negocio hoy en día radica simplemente en que nunca me di por vencida en el camino del emprendimiento. Si bien he experimentado en varios tipos de nichos y negocios, la perseverancia es algo que he tenido siempre de mi lado.

Digamos que todo el mundo que quiere crear un negocio tiene la necesidad de desarrollar su marca. Esto es un paso que para mis negocios siempre he cubierto yo misma. En todos los proyectos que emprendí, ser diseñadora gráfica me ha ayudado a ser pieza fundamental del desarrollo de la identidad de la marca. Al final del camino descubrí que siempre he tenido esa fortaleza de mi lado. Hoy, he conseguido hacer de esta destreza mi actual proyecto y negocio concretado, By Alfonzo Da Silva, mi agencia de marketing digital, que llevo impulsando y fortaleciendo junto a mi esposo, quien ha sido pieza clave en todo este camino.

Desafíos del Emprendimiento

En el vertiginoso mundo del emprendimiento, esos primeros seis meses fueron una montaña rusa emocional. Me encontré inmersa en pensamientos negativos y dudas sobre la dirección de mi negocio. El camino parecía nublado, pero aprendí que los desafíos son solo parte del viaje, no el destino.

Desarrollando mi Marca Personal

Como diseñadora gráfica, abracé el desafío de construir mi propia marca. Cada proyecto, cada decisión de diseño, fue una pieza esencial en el rompecabezas de mi identidad. Descubrí que el desarrollo de mi marca personal no solo era crucial, sino que también se convertiría en el epicentro de mi éxito.

El Papel Crucial de la Perseverancia

La perseverancia se convirtió en mi mejor aliada. Enfrenté el desafío de resistir la tentación de abandonar cuando las cosas se volvían difíciles. En lugar de centrarme en la velocidad, abracé la idea de que cada paso, incluso los más pequeños, me acercaba a mis objetivos.

Cuestionando la Estrategia Empresarial

La estrategia empresarial a menudo parecía un rompecabezas complejo. Dudas sobre qué camino tomar eran moneda corriente. Pero descubrí que, en lugar de buscar respuestas externas, a menudo la claridad surgía cuando me hacía preguntas fundamentales sobre lo que realmente quería lograr.

Vencer el Síndrome del Impostor

El síndrome del impostor es un obstáculo común, pero no insuperable. Enfrenté las voces internas que cuestionaban mi valía y habilidades. Acepté que no soy perfecta, pero mis habilidades y experiencias son valiosas. Superar el síndrome del impostor fue liberador.

El Soporte Esencial de mi Esposo

Mi esposo se convirtió en un pilar fundamental en mi viaje emprendedor. Su apoyo incondicional, sus perspectivas y su voluntad de enfrentar los desafíos junto a mí fueron esenciales. Juntos, construimos un equipo sólido, superando obstáculos y celebrando éxitos.

La Motivación que Nunca Desapareció

Encontrar motivación duradera no es fácil, pero hallé la mía en el proceso de descubrir qué hacía excepcionalmente bien. Preguntar a amigos y familiares abrió una ventana a mis fortalezas. Esto no solo reavivó mi motivación, sino que también me ayudó a encontrar mi verdadera pasión.

¿Seguimos?

¿Cómo encontré la luz al final del túnel del emprendimiento? Siempre queremos buscar algo distinto, crear o hacer algo que todo el mundo vea y quede asombrado y en esa búsqueda se va pasando el tiempo y las ganas se van perdiendo. La motivación desaparece y terminamos por dejar las cosas a medias.

Si algo puedo recomendarte, es que antes de buscar ser la mejor en esa idea que acaba de llegar a tu cabeza, te preguntes ¿Qué es aquello que sé hacer muy bien y que podría incluso hacer mejor si invirtiera más tiempo y adquiriera más conocimientos? Si no consigues la respuesta porque tu síndrome del impostor te está retando, pregúntale a tus amigos, familiares y conocidos en qué consideran ellos que eres buena, seguro te ayudará a dar con ello más rápido.

¿Te gustó? Compártelo en tus redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


La creatividad es el combustible de los sueños. Nunca dejes de soñar y crear. Juntos, alcanzaremos las estrellas. 

Copyright © 2023 BADS, All rights reserved.
Open chat
💬 te ayudo?
Powered by Alfonzo Da Silva
Aquí estamos,
a tan solo un mensaje de distancia...